26.11.09

Bar


Los bares son islotes perdidos
entre la incesante lluvia
de la madrugada.

Allí los vivos son cadáveres
con las cabezas gachas
que otean los restos de su amargura
entre colillas exhaustas.

Un vaso de alcohol les observa.

Es el océano en que reflejan sus apagadas vidas
que confunden con el negro paisaje
de su aniquilada felicidad.